Viernes 07th agosto 2020,

Curiosidades e Historia

Ξ Deja tu comentario

Historia de Can Blau

posted by Vicente
Historia de Can Blau

Por  Marta Torres

             

     Las sillas perfectamente colocadas sobre las mesas de las aulas de lenguaje musical. Los instrumentos cubiertos con telas que los protegen del polvo. Los dibujos en plastilina de corcheas, redondas y semicorcheas colgados en las paredes. La directora de la escuela oficial de música de Can Blau, Charlotte Look, muestra con orgullo cada uno de los espacios del centro, coronado por sus característicos tejados azules. Vacíos y silenciosos por la mañana. Revueltos y llenos de vida y ruido por las tardes. Charlotte Look hace gorgoritos mientras camina por los pasillos de la escuela, que acaba de obtener el reconocimiento de escuela oficial de la conselleria balear de Educación. Después de cuatro años de trabajo.

     «Cerramos el colegio alemán en 2004, teníamos la fundación y este espacio y sabíamos que el Ayuntamiento de Sant Josep tenía el proyecto de crear una escuela de música en el municipio», recuerda Look mientras entra en el despacho Isabella Condula, secretaria de Can Blau. «Ella es la fundación», afirma Charlotte Look. Tres profesores de música, Santi y Sebastián Sirerol y Marola, eran los que habían presentado el proyecto. «Decidimos proponer Can Blau para la escuela y comenzamos a trabajar para llenar de carne ese esqueleto que era entonces el proyecto», recuerda la directora resumiendo dos años de trabajo y preparativos en apenas unas frases. «Queríamos ver si funcionaba, si había interés por la música», indica.

     La escuela abrió sus puertas el 6 de febrero de 2006, con 36 alumnos y cuatro profesores (ahora son 200 estudiantes y cantantes de los coros y trece docentes). «Recuerdo que aquel día tenía nervios, pero de los buenos, y mucha curiosidad. Era la sensación de saber que estábamos empezando algo que podía ser muy bueno», rememora. Entonces, niños y adultos iban juntos a las clases. De hecho, aquel primer grupo todavía continúa junto. «Es muy emocionante ver el compañerismo entre los niños y los mayores. Se ayudan unos a otros. Los mayores animan a los pequeños y los pequeños les quitan las manías a los adultos. Tocan juntos en la banda y a veces ves que hay tanta complicidad que con una mirada se lo dicen todo», explica.
Instrumentos solitarios
El segundo año de funcionamiento Can Blau ya ofreció clases de todos los instrumentos que tiene ahora mismo: bombardino, clarinete, flauta travesera, percusión, saxofón, trombón, trompa, trompeta y tuba. «Algunos estaban un poco solos porque sólo había un bombardino o una tuba», reconoce la directora de la escuela. Ella misma probó ese segundo año a tocar el clarinete. «Los alumnos hacían las pruebas para ver cuál les gustaba más. Todos lo hacían muy bien y cuando me tocó el turno ¡salió algo horroroso! No podíamos parar de reír», recuerda. Después de aquella experiencia, Charlotte Look se pasó a la trompa, instrumento que toca en la banda municipal de Sant Josep.
Al comenzar el segundo curso Charlotte e Isabella ya estaban convencidas de que la escuela saldría adelante: el número de alumnos se había duplicado, de 36 a 70. «A la gente le gustaba tener la escuela aquí, así no tenían que desplazarse hasta Vila. Hay muchas madres que se pasan la tarde haciendo de taxistas de sus hijos para llevarlos a fútbol, inglés, música… Aquí lo tienen más cerca», comenta Charlotte. La directora es una férrea defensora de la educación divertida. «Si los niños no se lo pasan bien, no vienen o vienen a disgusto y no aprenden», comenta esta mujer cuyos alumnos saben bien que su diversión no está exenta de disciplina y exigencia. De hecho, asegura que son los propios alumnos los que han hecho crecer la escuela: «Hablan con sus amigos, les dicen que vienen a tocar y que se lo pasan bien y entonces ellos también quieren venir».
Can Blau-1+     Charlotte también recuerda cómo durante los primeros años de vida de la escuela, los profesores se iban con los instrumentos a los colegios del municipio para que los niños pudieran tocarlos y probarlos. Una experiencia sin vuelta atrás para muchos pequeños, que acudían a Can Blau empeñados en aprender música acompañados de sus padres, menos convencidos. Precisamente educar a los padres ha sido —«y es todavía»— una de las labores de la directora. Primero, a muchos, tuvo que concienciarlos de que había instrumentos musicales más allá de la guitarra y el piano. «Al principio no entendían por qué no los ofrecíamos, pero es que para formar una banda hacen falta diferentes sonidos», señala.

     Después, su caballo de batalla ha sido que la música no sea la última de las muchas actividades extraescolares de los niños. El inglés, el fútbol o la informática suelen tener prioridad. «Al principio dejaban la música por el inglés, luego dedicaban el mismo tiempo y ahora cada vez son más conscientes de la importancia de la música. Además, tiene muchos beneficios. Los niños que la estudian y la practican son más creativos y tienen una mayor facilidad para las matemáticas y el pensamiento bastracto», explica. Aunque asegura que después de cuatro años de lucha pacífica todavía le queda camino para llevar a los padres a su terreno, está contenta con lo conseguido. Le hace especial ilusión ver a varias generaciones de una misma familia aprendiendo en Can Blau. «Está el caso de un abuelo que está estudiando clarinete, su hija canta en el coro gospel y su nieto acude a clases de saxo», explica emocionada.

Al límite


     Charlotte Look asegura que nunca tuvo dudas del proyecto y afirma que el reconocimiento de la conselleria no cambiará «para nada» el funcionamiento de la escuela. «Nos facilitará tener acceso a subvenciones», comenta Isabella Condula, que compagina su labor de secretaria con tocar la tuba en la banda municipal de música de Sant Josep, que dirige Sebastià Roig y que acaba de celebrar su primer aniversario, después de comenzar como conjunto instrumental.

     En estos momentos, Isabella y Charlotte indican que el centro ya está «al limite de su capacidad». Por él pasan cada semana 120 alumnos, 80 cantantes de coro y 13 profesores. Charlotte es consciente de que cada vez habrá más niños interesados en inscribirse en la escuela de música, pero asume como compromiso personal que los pequeños no acabarán echando a los adultos de las clases. «Las personas mayores también tenemos derecho a aprender y a divertirnos», reivindica la directora, que explica que algunos de los adultos que cantan en los coros han solicitado una plaza en la escuela.
«La gente quiere cantar y aquí, antes de entrar en los grupos, tiene que hacer un año de iniciación para aprender lo básico: respiración, voces, técnica y un repertorio. Después, algunos se dan cuenta de que no saben leer música, que ya han alcanzado su tope, y deciden empezar en la escuela», detalla la directora, que insiste en la diversidad de los alumnos que acuden a la escuela. «Tenemos hasta cantantes de grupos de rock, como Jordi, de Rock Garage, que quería aprender y que viene con muchas ganas. Cantó en un concierto solidario para Ruanda, en Sant Rafel, y ver a un cantante de rock en un grupo más clásico, de música lírica, y haciéndolo fenomenal me produjo mucha satisfacción.

     En estos cuatro años también ha habido sorpresas. La directora del centro recuerda con especial cariño la vez que el Ayuntamiento quería homenajear al conocido clarinetista Claude Abade, que vivía en Sant Josep, pero no lo encontraban. «Una alumna del grupo de los adultos me dijo que si a un concierto podía venir a tocar con ellos un vecino que tocaba el clarinete. Cuando vino al ensayo general no me lo podía creer: ¡Era él! Así que llamamos al Ayuntamiento y le hicieron el reconocimiento», recuerda riéndose. Otro momento especial para ella fue el concierto ´Som grans i bons´, de los alumnos más mayores, es decir, de más de 60 años. «No sólo ha sido uno de los conciertos en los que ha habido más público, sino que parecía el mundo al revés, los nietos acudiendo a una actuación de los abuelos», destaca. Aunque si tiene que quedarse con un momento de los cuatro años de andadura de la escuela lo tiene claro: el concierto del primer aniversario de la banda municipal, cuando por primera vez actuó con el coro. «Para ese concierto abrí una carpeta que pone ´Banda y coro´ y en la que coloqué la partitura del ´Oh Fortuna!´, de ´Carmina Burana´. Ahora solo espero que la carpeta crezca y crezca hasta que no quepan más papeles», concluye emocionada.       

Noticia

Se pone en marcha un centro comercial online en Ibiza
Abr 11, 2020 Ξ Deja tu comentario

Se pone en marcha un centro comercial online en Ibiza

posted by Vicente

Por @vicent_mari        Esta semana se ha presentado una nueva plataforma online con el objetivo de acercar a los hogares el comercio de proximidad del municipio donde se podrán  Leer más »

Cultura

eFilm: la plataforma gratuita de las bibliotecas públicas
Abr 6, 2020 Ξ Deja tu comentario

eFilm: la plataforma gratuita de las bibliotecas públicas

posted by Vicente

Por @vicent_mari        Con la colaboración del Departamento de Cultura, Educación y Patrimonio del Consell Insular de Ibiza se ha puesto en marcha la iniciativa eFilm, una plataforma de  Leer más »

Noticia

El Consell de Ibiza impulsa un programa virtual de ejercicios para las familias
Mar 29, 2020 Ξ Deja tu comentario

El Consell de Ibiza impulsa un programa virtual de ejercicios para las familias

posted by Vicente

Por @vicent_mari        Con el título de “Muévete en casa”, el Consell d´Eivissa ha puesto en marcha una iniciativa con el fin de promover el ejercicio y combatir la  Leer más »

Noticia

Paseo virtual en la nueva web del Museo Arqueológico de Ibiza
Mar 21, 2020 Ξ Deja tu comentario

Paseo virtual en la nueva web del Museo Arqueológico de Ibiza

posted by Vicente

Por @vicent_mari      Aquellos interesados en el patrimonio arqueológico de Ibiza y Formentera están de enhorabuena. Recientemente se ha conocido que la nueva web del Museo Arqueológico de Ibiza y  Leer más »

Curiosidades e Historia

¿Los ovnis apagaron el faro de sa conillera?
Feb 15, 2020 Ξ Deja tu comentario

¿Los ovnis apagaron el faro de sa conillera?

posted by Vicente

Por Cristina Amanda Tur, diariodeibiza.es      La primera vez que los medios registraron el avistamiento de un platillo volante en Balears fue en marzo de 1950. Sin embargo, no sería  Leer más »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


+ 1 = seis

Buscar

Publicidad

Booktrailer

FB Like Box

Publicidadd

Ibiza lo tiene todo

Mennta en las redes

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Recent Reviews

Formentera, la última frontera del paraíso
0

Formentera, la última frontera del paraíso

Por Vicente Marí      Formentera es conocida en todo el mundo. Su fama supera todas las fronteras.  Deportistas, cantantes, estrellas de Hollywood, modelos, políticos, ricos empresarios… famosos y anónimos, son muchos  Leer más »

Jun 30, 2014 Ξ Deja tu comentario

Agenda

Los dinosaurios del Jurásico llegan al recinto ferial

Los dinosaurios del Jurásico llegan al recinto ferial

Por @vicent_mari      Desde este próximo sábado día 9 hasta el domingo 17 de este mes, por primera podremos disfrutar de una exposición totalmente diferente de lo que hemos visto  Leer más »

Abr 6, 2016 Ξ Deja tu comentario

Cartelera

Destacados de la semana

Snorkel en Ibiza y Formentera

Snorkel en Ibiza y Formentera

Por @vicent_mari      Todo el mundo sabe que es el snorkel. Es una forma de buceo a poca profundidad o a nivel de superficie empleando unas gafas de buceo y  Leer más »

Ago 10, 2016 Ξ Deja tu comentario

Entrevista

«El público pasará un buen rato con esta película»

«El público pasará un buen rato con esta película»

Por @vicent_mari      Jose Ignacio Ricarte, (Zaragoza, 1972) médico y director, esto último en sus ratos libres, vuelve a los focos de la actualidad cultural de Ibiza un par de  Leer más »

Jun 13, 2016 Ξ Deja tu comentario