Viernes 23rd febrero 2018,

Originales

Ξ Deja tu comentario

Nuestro lenguaje secreto: una historia de amor (I)

posted by Vicente
Nuestro lenguaje secreto: una historia de amor (I)

Por @Vicent_Mari

    

     Cuando era infinitamente más joven, alejado de compromisos y responsabilidades, y la piel y mis entrañas todavía no se habían endurecido, sucumbí por primera vez a lo que anteriormente definía como ladroga de los tontos. Fue algo tardío y demoledor. Y es que cuando te atrapa el amor, la única victoria posible es la huída. Pero tampoco. No se puede huir de lo que uno siente, sobre todo porque uno no puede escapar de su propia piel, de su propia alma.

     Muchos verán la mano del Destino en esto. No niego que tuvo un punto casual, pero lo atribuyo más a la naturaleza humana: Descubrir y ser descubierto en los ojos de otro. Su nombre me sonaba a  ceniza. Coincidíamos prácticamente a diario y durante los primeros meses nuestra relación fue fría y distante. Vestía con mucha elegancia, y su pelo castaño parecía eternamente rubio cuando caía sobre sus pequeños hombros. Yo era otra cosa: vestía vaqueros azul gastado y una chaqueta de piel deteriorada a la que tenía mucho cariño y apenas conocía las ventajas de un buen afeitado. No sólo nuestras apariencias nos distanciaban. Nos dedicábamos cierta indiferencia como si procediéramos de mundos distintos. Todo cambió a raíz de unas hojas que presenté a un certamen literario. En ellas hablaba de un sentimiento de abandono y la volatilidad de la amistad mezclados con imperceptibles pinceladas de fantasía y sexualidad. Se expusieron las más destacadas y de entre las centenares que había, leyó las que yo había escrito y se emocionó, pero lo que más la impresionó fue descubrir quién era el autor.

     Nuestra primera conversación fue breve. Estaba en la cafetería, consumido por unos pensamientos tenebrosos cuando se detuvo frente a mí y sus ojos me iluminaron. Me preguntó si lo que había expuesto lo había escrito yo, le pregunté si le gustaba y ella respondió que le había encantado, que entendía lo que había escrito porque ella se sentía así a menudo. Incluso le dio tiempo a revelar que escribía un diario. Me volví a mirarla con otros ojos. Aparté su apariencia de chica atractiva y autosuficiente y presentí su fragilidad. Se produjo un silencio en el que ambos buceamos en la profundidad del otro a través de la mirada y nos tocamos el alma mutuamente. No fueron más de  cuatro o cinco segundos, que se rompieron cuando llegó un tipo unos años mayor con una sonrisa y una ropa impecable que se cargó la escena y se la llevó. Ese fue el momento en el que comencé a verla de forma diferente. Su nombre dejó de sonarme a ceniza y empecé a relacionarlo con fuego.  

     Empezó siendo una cosa inocente. Al principio eran sólo miradas que coincidían por espacio de unos segundos. Sus ojos decían que veía lo que era y no lo que aparentaba. Con el tiempo desarrollamos un lenguaje secreto de miradas, gestos y palabras que sin decirnos nada de forma directa, a ambos nos decían mucho. Pocas veces cruzamos alguna palabra, pero escuchaba cuando hablaba y aunque hablara con otro, era como si me hablara a mí. Era un lenguaje secreto que sólo ella y yo entendíamos. Era una chica popular, muy aplicada en sus estudios, guapísima, con una  mirada luminosa y profunda, con una gran corte de admiradores, y yo era un tipo desprestigiado que se había labrado una reputación compuesta por un modo de vida opuesta a la suya, donde no había sitio para chicas ni emociones, y si para el alcohol, las malas compañías, la velocidad y las malas ideas. Durante años creí que había sobrevivido a aquella turbulenta etapa de mi vida gracias a la suerte más que a mi buen juicio, pero no fue eso lo que ocurrió. Ahora sé que fue ella y el recuerdo de aquella mirada a la que una y otra vez quería volver lo que evitó que cometiera locuras que muy posiblemente podrían haberme costado la piel. De hecho, muchos de los que componían mi vida en aquellos momentos tuvieron un desgraciado final.

     Una noche de sábado apareció por un garito plagado de chusma y malas pulgas porque sabía que yo estaría allí. Estaba deslumbrante. Entró casi tímidamente liderando su grupito de amigas pijas y tanto yo como el local nos quedamos en shock. Recuerdo que se sentó un buen rato en otra mesa, a tiro de mis ojos y yo de los suyos, borrando todo el ruido y la gente que nos rodeaba. Yo me había abandonado en el laberinto de su mirada, y quiero pensar que ella también se había perdido en la mía.

     Chica Cósmica la llamaba. Así era como la veía. Lejana como una estrella en el cielo de mis pensamientos y mis deseos. Todos los días tenía que convivir con el vacío de su ausencia. Cuando se marchaba, se volvía a mirarme y yo le devolvía la mirada con la misma intensidad. Sus amigas siempre sospecharon que algo había entre ambos, y sé que ellas se lo preguntaron. Nunca hice el más mínimo intento de acercarme, a pesar de que tenía el corazón en llamas y un violento escalofrío me recorría cada vez que el calor de nuestras miradas coincidían. Entendía su mundo y no me veía en él. Coches caros que venían a buscarla, tipos de físico y peinado impecables, cursando estudios superiores, que con sus apariencias, marcaban las distancias entre ambos universos. Alguno también advirtió el imperceptible flirteo que había entre nosotros y puedo imaginar el humor con que se lo tomaría.

     Nunca entendí que veía en mí sino un desafío al control que sus padres ejercían sobre ella. Tal vez porque no pertenecía a su mundo ni nunca intenté entrar en él hizo que ella me viera de una forma distinta, especial. Recuerdo una ocasión en la que dejé en un muro un dibujo de una luna y una figura de mujer sobre ella. Le hice una flechita ondulada que la unía con “Tu”, y al día siguiente ví que ella había dibujado una estrella sobre una zona de una playa que me resultó fácil identificar a través de ese lenguaje secreto que nos unía. Dentro de la estrella colocó la inicial de nuestros nombres, y abajo había lo que otro hubiera calificado como de galimatías, y que para ambos, eran los detalles de una cita. El lugar era la playa del dibujo, el día y la hora. Me asombraba la facilidad que teníamos para comunicarnos de forma ajena para los demás.

     Un escalofrío recorrió mi cuerpo. Me estaba pidiendo que nos aproximáramos el uno al otro, lejos de miradas ajenas, que diera el paso con ella. Recuerdo que estuve temblando más de una hora sentado en una silla. Tenía miedo. Un miedo horrible y aterrador que me paralizaba. Nunca antes me había planteado nada más precisamente porque era consciente de todo lo que nos separaba. No sólo eran nuestros mundos. Ella era luz y yo, oscuridad; ella era letra y yo número; éramos poesía y prosa.

     Mis sentimientos se convirtieron en un caudal desbocado que dominaba por completo mis emociones y mis pensamientos. Mi mente dejó de nublarse con fantasías para plantearse la realidad. No dejaba de ver sus ojos o su sonrisa en el eco lejano de mi mente. Nunca me había planteado enviar otro mensaje implícito que no fuera “podemos hablar, podemos comunicarnos, podemos fantasear y compartir emociones y sentimientos de forma privada y platónica, pero no voy a interferir en tu vida ni en tu mundo”.

     Aún hoy lo pienso. A pesar de que tuvo ocasión, nunca me preguntó. “El amor es una enfermedad que no se pasa”, dijo. “No es fácil ser yo”, le respondí.

     Lee más sobre esta y otras historias a través de este enlace.

Publicidad

Curiosidades e Historia

El faro de una isla que acabó uniéndose a tierra
Ago 27, 2017 Ξ Deja tu comentario

El faro de una isla que acabó uniéndose a tierra

posted by Vicente

Por @amaliasebastian, periodicodeibiza.es      El emblemático faro de es Botafoc facilita la entrada al incesante paso de barcos que se registra cada día en la bahía de Ibiza por  Leer más »

Curiosidades e Historia

Un faro apagado reconvertido en museo
Ago 20, 2017 Ξ Deja tu comentario

Un faro apagado reconvertido en museo

posted by Vicente

Por Amalia Sebastián, periodicodeibiza.es      El Ayuntamiento de Sant Antoni de Portmany, reunido en sesión plenaria, acordó en 1891 reclamar a la Dirección General de Obras Públicas la instalación  Leer más »

Curiosidades e Historia

El faro que desafía los temporales pitiusos
Ago 13, 2017 Ξ Deja tu comentario

El faro que desafía los temporales pitiusos

posted by Vicente

Por Amàlia Sebastián, periodicodeibiza.es      La isla des Porcs, situada al norte de s’Espalmador, acoge desde el 15 de marzo de 1864 el faro d’en Pou, bautizado con este nombre  Leer más »

Curiosidades e Historia

Cuando Ibiza presumía de sus carpinteros de ribera y calafates
Jul 30, 2017 Ξ 1 comment

Cuando Ibiza presumía de sus carpinteros de ribera y calafates

posted by Vicente

Por Manu Gon, periodicodeibiza.es      El Museu Etnogràfic d’Eivissa, situado a los pies de Es Puig de Missa de Santa Eulària, en la casa payesa de Can Ros con más  Leer más »

Curiosidades e Historia

El faro de los atardeceres ibicencos
Jul 23, 2017 Ξ Deja tu comentario

El faro de los atardeceres ibicencos

posted by Vicente

Por Amàlia Sebastián, periodicodeibiza.es            La isla de sa Conillera y la imagen del faro que la corona es la icónica silueta que recorta los bellos atardeceres que se  Leer más »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


+ nueve = 17

Buscar

Publicidad

Booktrailer

FB Like Box

Publicidad

Ibiza lo tiene todo

Mennta en las redes

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Recent Reviews

Formentera, la última frontera del paraíso
0

Formentera, la última frontera del paraíso

Por Vicente Marí      Formentera es conocida en todo el mundo. Su fama supera todas las fronteras.  Deportistas, cantantes, estrellas de Hollywood, modelos, políticos, ricos empresarios… famosos y anónimos, son muchos  Leer más »

Jun 30, 2014 Ξ Deja tu comentario

Agenda

Los dinosaurios del Jurásico llegan al recinto ferial

Los dinosaurios del Jurásico llegan al recinto ferial

Por @vicent_mari      Desde este próximo sábado día 9 hasta el domingo 17 de este mes, por primera podremos disfrutar de una exposición totalmente diferente de lo que hemos visto  Leer más »

Abr 6, 2016 Ξ Deja tu comentario

Cartelera

Destacados de la semana

Snorkel en Ibiza y Formentera

Snorkel en Ibiza y Formentera

Por @vicent_mari      Todo el mundo sabe que es el snorkel. Es una forma de buceo a poca profundidad o a nivel de superficie empleando unas gafas de buceo y  Leer más »

Ago 10, 2016 Ξ Deja tu comentario

Entrevista

“El público pasará un buen rato con esta película”

“El público pasará un buen rato con esta película”

Por @vicent_mari      Jose Ignacio Ricarte, (Zaragoza, 1972) médico y director, esto último en sus ratos libres, vuelve a los focos de la actualidad cultural de Ibiza un par de  Leer más »

Jun 13, 2016 Ξ Deja tu comentario