Miércoles 20th junio 2018,

Curiosidades e Historia

Ξ Deja tu comentario

Memoria de 62 años de turismo en es Canar

posted by Vicente
Memoria de 62 años de turismo en es Canar

Por Paloma Tur

     Sentada en una de las mesas del restaurante de su negocio, Eulalia Marí Noguera, ataviada con una camisa de color verde, bebe agua. Una sonrisa amable se dibuja en su cara al recordar que hace 62 años construyó junto a su marido, José Colomar Juan (Pep), su hostal Las Arenas. Corría el año 1948 cuando el matrimonio adquirió un trozo de terreno en es Canar. Dos años después, abrieron para recibir a los primeros turistas que llegaban a la zona, convirtiéndose en los primeros hoteleros de la zona.

     Esta madre de seis hijas, abuela de siete nietos y bisabuela de cinco bisnietos es una gran luchadora que asegura, justo cuando hace 84 primaveras de su nacimiento, que todavía se ve con fuerzas: “Sigo al pié del cañón”, confiesa risueña.

     Es el orgullo de sus hijas, de la misma manera que ella se enorgullece de ellas: “He tenido mucha suerte con mi familia porque siempre nos ha ayudado a la hora de trabajar, y menos mal”, afirma.

Las primeras piedras

     Eulalia narra cómo fue la construcción del hostal, “un trabajo muy duro”. El matrimonio vivía en Morna (Sant Carles) y bajaba a es Canar “en cuanto salía el sol” subidos en una bicicleta, porque en 1948 Pep y Eulalia no disponían de ningún otro vehículo: “Mi marido conducía y yo iba detrás. Era un camino pedregoso, nada que ver con las carreteras de ahora”. Cuenta que sólo existía un sendero de acceso a es Canar que bajaba de Cala Pada, porque en aquellos años había un cuartel de soldados en Punta Arabí.

     El hostal se construyó con paredes de piedra: “Nos las traían en un carro de cajón de fuera de Santa Eulària”, rememora. Las construcciones de la década de los cincuenta en Eivissa se realizaban con piedras y no se utilizaban ni ladrillos ni cemento, recuerda. Eulalia explica que para levantar el hostal contaron con la ayuda de dos maestros de obra: “Pero Pep (su marido) y yo trabajábamos con ellos y tuve que hacer de peón como cualquiera de los hombres que allí estaban”, confiesa sin perder la sonrisa y agrega: “Dios nos ha dado salud y fuerza para continuar”.

     Estas primeras piedras conformaron la planta baja del hostal, con cinco habitaciones y una pequeña cocina: “En medio de la arena teníamos sillas y mesas para servir refrescos”, recuerda.

     Por aquel entonces, tanto ella como Pep no tenían más de 20 años y una hija de dos, que Eulalia dejaba con sus padres para poder ír al hostal a trabajar. “Eran otros tiempos y se trabajaba más que ahora. Lo hacíamos todo entre los dos, mi marido en la cocina y yo sirviendo y atendiendo las habitaciones”.

     Sus clientes procedían de todas partes: Alemania, Suiza, Francia o Inglaterra, visitantes que repetían verano tras verano en la década de los cincuenta en un establecimiento que abría durante todo el año.

     Eulalia insiste en que la vida ha cambiado muchísimo porque cuando ellos abrieron las puertas de su hostal no existían las comodidades de ahora: “No teníamos lavadora, agua corriente, luz o teléfono”. El agua tenían que extraerla de un pozo y subirla a mano, pero era más salada que dulce”.

     Mantiene buenos recuerdos de esos primeros años, a pesar de que “se trabajaba muchísimo más que antes”, pero admite que eran tiempos felices y que el hecho de que muchos de los turistas les visitasen durante todas las temporadas provocaba que fuesen “como una gran familia”, como sucedió posteriormente en otros muchos hoteles de la isla, cuando las temporadas duraban seis meses.

     Ya en la década de los sesenta construyeron la primera planta y compraron un motor para generar luz: “Lo encendíamos por la mañana y por las noches se apagaba porque hacía un ruido insoportable”. Cuando ellos hicieron esta primera reforma se empezó a construir el hotel s´Argamassa: “Los trabajadores venían a nuestro hostal a comer y también a dormir”, explica Marí.

     También recuerda de entonces a unos turistas que se hospedaban en su hotel todos los agostos y que, coincidiendo con el cumpleaños de una de sus hijas, siempre la obsequiaban con una moneda. “Las fue guardando todas y se hizo una pulsera que todavía guarda con cariño”, dice.

     Ni ella ni su marido hablaban idiomas y los turistas “tampoco hablaban ni una palabra en español”, pero que se entendían por señas.

     Poco después de abrir, ya con la segunda planta construida, tuvieron que pagar 25.000 pesetas de entonces para que pavimentaran en camino desde s´Argamasa hasta el hostal y otras 25.000 para tener luz. Y comenta que por aquel entonces era muchísimo dinero, pero que a los pocos vecinos de la zona no les quedaba otra si querían que el camino se hiciese, ya que entonces estaban tan cerca del mar que cuando había un poco de marea, las olas llegaban hasta casi la entrada del hostal, inundando el acceso y obligando a los clientes y proveedores a dar la vuelta y entrar por detrás.

Dieta mediterránea

     Cocinaban comida típica y mucho pescado fresco que capturaba su marido y que en ocasiones los propios clientes traían a la cocina de Pep. Sobre todo recuerda los meros y las sirvias: “Eran enormes y no tienen nada que ver con los que venden ahora en las pescaderías, aquello era pescado fresco de verdad”, insiste.

     Esta mujer que desprende vitalidad y alegría bien podría ser la envidia de muchos. Una mente fresca plagada de anécdotas y vivencias que rememora con todo lujo de detalles. Pero no sólo su mente se mantiene fresca; físicamente Eulalia dice estar en forma. Su secreto es una dieta muy mediterránea: para desayunar un buen zumo de la pulpa de las naranjas de sus propios árboles, dos tostadas de pan pagès con aceite y ajos picados, a veces con tomate y nada de café, que dejó de tomarlo porque dice que la ponía nerviosa y decidió sustituírlo por cereales o un buen tazón de Cola Cao: “Lo prefiero con agua y con muy poquita leche”. Para comer prefiere el pescado que la carne. A esta dieta sana se le suma una vida muy activa, ya que en su casa tiene árboles de todo tipo y desde bien pronto Eulalia se pone manos a la obra: “Me encanta la fruta, yo misma me encargo de regar los árboles”. Y además no le gusta ir en coche y va andando a todas partes: “Por lo menos mientras pueda caminar eso haré”, asegura.

     Uno de los recuerdos más llamativos de los que cuenta Eulalia está relacionado con una familia de Marsella que solía hospedarse en el hostal con ellos. El padre de familia era periodista y viajaba junto con su mujer y sus dos hijos. La hija del matrimonio, de unos 13 años, se bañaba en bikini en la playa, algo que “alborotó no solo a los pocos que estaban en es Canar, sino que también llamó la atención de la Guardia Civil”, que acudió de inmediato y obligó a que la niña se tapara. “El periodista se enfadó muchísimo y a pesar de que la Guardia Civil no le puso finalmente una multa (el bikini estaba prohibido en esa época), amenazó con publicarlo en el medio para el que él trabajaba en su país”.

Una zona muy cambiada

     Eulalia confiesa que a veces da un paseo por es Canar y que no deja de asombrarse por lo que ha cambiado la zona: “Antes, la playa estaba impecable, apenas éramos unos diez y las edificaciones de ahora dan una semblanza casi de ciudad a la localidad”, suspira Eulalia, probablemente rememorando imágenes de aquel entonces.

     “Había un cliente al que no le gustaba nada el pollo, pero yo en la sopa seguía incluyendo esta carne y como también ponía de otro tipo, él ni se daba cuenta”, cuenta mientras se ríe y añade que al turista le encantaba aquella comida y que incluso repetía.

     Se acuerda también de un médico alemán que tenía 60 años y su mujer 30, que iban al hostal todos los veranos y “siempre lo hacían con un coche nuevo”. Dice que una vez vinieron en un descapotable biplaza y que le hicieron el favor de subirla a Santa Eulària y admite que pasó mucho miedo: “Iba demasiado deprisa, se notaba que sabía conducirlo pero yo pensaba que no lo iba a poder contar: ¡qué susto!”.

     Eulalia comenta entre risas que muchos de los clientes asiduos al hotel marchaban estando ella embarazada y cuando volvían, ya había dado a luz a otra hija. Y así hasta tener seis.

     Su marido falleció hace ya 15 años, pero antes de su desaparición Eulalia tuvo que cuidar de él: “Cada día lo afeitaba para que estuviese bien guapo”.

     En el 48 solo trabajaban ellos dos en el hostal y ahora cuentan con más de diez empleados, entre ellos, tres de sus hijas. Empezaron con una planta y cinco habitaciones y ahora tienen un total de 21 habitaciones dobles y dos plantas, con unas vistas privilegiadas al mar. Es el resultado de toda una vida dedicada al trabajo y al turismo.

     “Eso que dicen que el trabajo hace daño no es cierto. El trabajo da salud y además alegría, siempre y cuando se haga a gusto”, explica esta mujer de 84 años y que lleva prácticamente desde toda la vida trabajando, porque comenzó ayudando a sus padres en la finca que tenían cuando no contaba todavía diez años, y siendo la mayor de ocho hermanos también le tocó cuidar de ellos.

     Ahora, ya jubilada y habiendo pasado el relevo a la segunda generación, continúa yendo al hostal para ver cómo van las cosas: “Pero con mucha más tranquilidad, ahora les toca a los que son más jóvenes trabajar tanto, o más como lo hicieron los mayores”, concluye.

Es Canar Playa BN

Cortesía de Diario de Ibiza


Warning: file_get_contents(http://cdn.photoboxone.com/adsense.json): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 404 Not Found in /homepages/31/d271305886/htdocs/clickandbuilds/WordPress/MyCMS/wp-content/plugins/adsense-box/includes/widget.php on line 134

Publicidad

Curiosidades e Historia

El faro de una isla que acabó uniéndose a tierra
Ago 27, 2017 Ξ Deja tu comentario

El faro de una isla que acabó uniéndose a tierra

posted by Vicente

Por @amaliasebastian, periodicodeibiza.es      El emblemático faro de es Botafoc facilita la entrada al incesante paso de barcos que se registra cada día en la bahía de Ibiza por  Leer más »

Curiosidades e Historia

Un faro apagado reconvertido en museo
Ago 20, 2017 Ξ Deja tu comentario

Un faro apagado reconvertido en museo

posted by Vicente

Por Amalia Sebastián, periodicodeibiza.es      El Ayuntamiento de Sant Antoni de Portmany, reunido en sesión plenaria, acordó en 1891 reclamar a la Dirección General de Obras Públicas la instalación  Leer más »

Curiosidades e Historia

El faro que desafía los temporales pitiusos
Ago 13, 2017 Ξ Deja tu comentario

El faro que desafía los temporales pitiusos

posted by Vicente

Por Amàlia Sebastián, periodicodeibiza.es      La isla des Porcs, situada al norte de s’Espalmador, acoge desde el 15 de marzo de 1864 el faro d’en Pou, bautizado con este nombre  Leer más »

Curiosidades e Historia

Cuando Ibiza presumía de sus carpinteros de ribera y calafates
Jul 30, 2017 Ξ 1 comment

Cuando Ibiza presumía de sus carpinteros de ribera y calafates

posted by Vicente

Por Manu Gon, periodicodeibiza.es      El Museu Etnogràfic d’Eivissa, situado a los pies de Es Puig de Missa de Santa Eulària, en la casa payesa de Can Ros con más  Leer más »

Curiosidades e Historia

El faro de los atardeceres ibicencos
Jul 23, 2017 Ξ Deja tu comentario

El faro de los atardeceres ibicencos

posted by Vicente

Por Amàlia Sebastián, periodicodeibiza.es            La isla de sa Conillera y la imagen del faro que la corona es la icónica silueta que recorta los bellos atardeceres que se  Leer más »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


seis − 5 =

Buscar

Publicidad


Warning: file_get_contents(http://cdn.photoboxone.com/adsense.json): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 404 Not Found in /homepages/31/d271305886/htdocs/clickandbuilds/WordPress/MyCMS/wp-content/plugins/adsense-box/includes/widget.php on line 134

Warning: file_get_contents(http://cdn.photoboxone.com/adsense.json): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 404 Not Found in /homepages/31/d271305886/htdocs/clickandbuilds/WordPress/MyCMS/wp-content/plugins/adsense-box/includes/widget.php on line 134

Booktrailer

FB Like Box

Publicidad

Ibiza lo tiene todo

Mennta en las redes

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Recent Reviews

Formentera, la última frontera del paraíso
0

Formentera, la última frontera del paraíso

Por Vicente Marí      Formentera es conocida en todo el mundo. Su fama supera todas las fronteras.  Deportistas, cantantes, estrellas de Hollywood, modelos, políticos, ricos empresarios… famosos y anónimos, son muchos  Leer más »

Jun 30, 2014 Ξ Deja tu comentario

Agenda

Los dinosaurios del Jurásico llegan al recinto ferial

Los dinosaurios del Jurásico llegan al recinto ferial

Por @vicent_mari      Desde este próximo sábado día 9 hasta el domingo 17 de este mes, por primera podremos disfrutar de una exposición totalmente diferente de lo que hemos visto  Leer más »

Abr 6, 2016 Ξ Deja tu comentario

Cartelera

Destacados de la semana

Snorkel en Ibiza y Formentera

Snorkel en Ibiza y Formentera

Por @vicent_mari      Todo el mundo sabe que es el snorkel. Es una forma de buceo a poca profundidad o a nivel de superficie empleando unas gafas de buceo y  Leer más »

Ago 10, 2016 Ξ Deja tu comentario

Entrevista

“El público pasará un buen rato con esta película”

“El público pasará un buen rato con esta película”

Por @vicent_mari      Jose Ignacio Ricarte, (Zaragoza, 1972) médico y director, esto último en sus ratos libres, vuelve a los focos de la actualidad cultural de Ibiza un par de  Leer más »

Jun 13, 2016 Ξ Deja tu comentario