Lunes 12th noviembre 2018,

Opinión

Ξ Deja tu comentario

¿Crees en la casualidad?

posted by Vicente
¿Crees en la casualidad?

Por @vicent_mari

     He hecho propósito de muchas cosas a lo largo de mi vida. Algunas las he cumplido y otras no. Ahora me propongo hacer algo que, por distintas circunstancias, será algo que me costará llevar a cabo. Se trata de escribir todas las semanas un artículo de opinión, editorial o lo que sea. Soy muy dado a escribir críticas políticas en estos tiempos convulsos y críticos acerca de las personalidades y psicópatas sin ningún respeto por la ciudadanía que nos ha tocado vivir, pero no lo voy a hacer. No voy a ensuciarme las manos hablando de esos estafadores metidos a políticos. En este primer texto quisiera hablar sobre la casualidad.

   Casualidad, según la definición que aparece en mi diccionario, es una combinación de factores y/o circunstancias que no se pueden prever ni evitar. La casualidad puede tener muchos otros nombres, como Azar o, para los más románticos, Destino. Da igual como se le llame. Yo lo llamaré casualidad. Este fenómeno ejerce un enorme poder en la vida de las personas. Hay muchos tipos de casualidades. De hecho estamos expuestos a sufrir casualidades constantemente, y la mayoría de las veces lo ignoramos, y luego están ese pequeño grupo de casualidades que denomino “significativas”, que son tan evidentes y cuyo significado es de tal magnitud que difícilmente pasan desapercibidas. Es precisamente de estas últimas de las que quiero hablar aquí.

     El amor está cargado de casualidad. Digo esto porque creo que es difícil amar a alguien y que ese alguien te ame a ti también. Si, ya sé que hay otra clase de matices que juegan. Hay quien asegura que el amor es una casualidad cargada de intención. Podría estar de acuerdo. No obstante, creo que el amor y la casualidad son de la misma familia. No hay nada que cambie tu vida tan rapida ni tan profundamente como el amor. Y cuando llega, la mayoría de los casos es por casualidad. Esos dos elementos son los sospechosos habituales que se mantienen en tu vida desde el inicio hasta el final.

     Lo difícil de una casualidad no es descubrirla, sino entender su significado. Porque si de algo estoy convencido es que todas las casualidades significativas, aquellas que cambian nuestra vida, no ocurren de forma aleatoria, sino que tienen un significado, un fín. Si usted, que ahora lee estas líneas, empieza a hacer balance, a pensar en las casualidades significativas que ha vivido en su vida, lo que estas han representado, y los cambios que han llevado a su vida, es posible que se dé cuenta de qué tipo de mensajes nos envían.

     Si de algo estoy seguro es de que las casualidades ocurren por alguna razón. Puede que estas casualidades tengan un significado consciente, que nos dirijan en una dirección que conocemos de forma evidente y que nos resistimos a tomar, y puede que el significado esas casualidades no sea tan evidente, y que nos empuje de forma inconsciente y que, al cabo de un tiempo, cuando hayan sucedido una serie de circunstancias, el motivo de esa casualidad se manifieste de forma evidente.

     Empecé a observar las casualidades desde muy niño, pero no fué hasta transcurridos los veintipocos cuando caí en la cuenta de que las casualidades tenían un efecto, un interpretación. En ese tiempo coincidí con una persona que tenía muchos y variados intereses, del que recuerdo la gran cantidad de libros que había leído a pesar de ser un año mayor que yo y la imagen tenebrosa que proyectaba. Precisamente, fue una casualidad la que hizo que desgranara su opinión acerca de lo que eran las casualidades y que resumo en cinco palabras: “las casualidades son un mensaje”. En cuanto a quién envía esos mensajes y por qué, las teorías son varias y cada una más enrevesada que la anterior. Yo tengo la mía propia, y es que esos mensajes proceden de nuestra propia alma. Porque aunque parezca increíble, nuestro corazón sabe cosas que nosotros todavía ignoramos, y esos mensajes, que de alguna forma se conectan con la materia del universo -recuerde que todos estamos hecho de lo mismo-, son una llamada,  un toque de atención para que nos fijemos en algo, una forma de corregir esa situación indeseada o injusta. Como digo, es una teoría personal y no se me ocurre forma de confirmarla.

     Pero volvamos al tema de este artículo. Desde que me habló de los mensajes que ocultan las casualidades, he estado muy atento a las que sucedían conmigo y las que ocurrían a las personas de mi alrededor. Es la primera vez que hablo de esto de forma seria –dejando de lado que ya escribí sobre la casualidad y sus implicaciones en mi primera novela, en la que el azar es un elemento fundamental, un personaje más-, y lo hago porque me apetece, no es casual. No ha habido mensaje. Ha sido simplemente un deseo.

     O quizá no. Hace unos meses, un par de chicas hablaban animadamente sobre una serie de casualidades que pasaré a relatar a continuación. Si alguna de ellas se siente identificada o lee esto por casualidad, quizá pueda ayudarla con esta interpretación. En ese relato, una de ellas, decía haber visto a un tal Andreu al menos dos veces en los últimos días. Era mucha casualidad que coincidieran siendo ellos de Blanes o Puigcerdà, no lo recuerdo bien. Pero ese no el inicio de la historia. La cosa se remontaba a tiempos mucho más lejanos, como a mediados de los ochenta. El caso es que la protagonista, la que narraba la historia, y el tal Andreu, habían ido a la misma escuela, pero al parecer, no a la misma clase. El caso es que ella se había sentido atraída desde siempre por ese chico, pero él, al parecer, la ignoraba. No deliberadamente, sino que ni sabía que existía. El caso es que un buen día, debido a que tenían una afición común que ellos ignoraban, los pusieron juntos a desarrollar un proyecto. El proyecto funcionó a las míl maravillas, y justo cuando les iban a dar otro para que lo desarrollaran, hubo un malentendido que dejó enfrentados a ambos, a la chica y al tal Andreu. La chica reconoció que la mayor parte de la culpa había sido suya, y que la volcó en Andreu para evitar problemas en su casa, con sus padres. Habían pasado más de veinte años desde entonces y a pesar de que fueron al mismo colegio y al mismo instituto, nunca más volvieron a dirigirse la palabra. Ella reconoció que al poco tiempo de haber ocurrido aquello sintió la necesidad de hablar con él, de disculparse, pero como no sabía cómo iba a reaccionar, ni sabía exactamente como empezar, nunca lo hizo, aunque seguía sintiendo la necesidad de hablar con él y disculparse a pesar de los años transcurridos.

     Hasta ahí podría parecer una historia normal, como tantas otras que tenemos con otras personas cercanas. Pero ese no fue el final para ellos, sobre todo para ella. Porque, como si fuera una especie de karma, se encontraba a Andreu allí adonde iba. Fue a trabajar a Madrid cinco años, y durante ese tiempo se encontró a Andreu al menos media docena de veces en distintos puntos de la ciudad, a pesar de que el muchacho trabajaba en Barcelona en aquellos momentos. Luego ella se fue a Londres un año, una noche soñó con él y como pura casualidad, Andreu apareció al día siguiente en una cafetería que estaba justo al lado de su casa para tomarse un café y marcharse sin reconocerla mientras ella, que había engordado, cambiado de peinado y gafas, estaba a menos de dos metros de él. Más tarde, se marchó a Italia en un fín de semana y volvió a encontrarlo. Luego volvió a Barcelona, donde lo siguió encontrando de forma casual varias veces. E incluso, en Ibiza, donde había venido a trabajar unos meses, se lo había encontrado. Es más, vivía a pocas manzanas de su casa y también volvería a casa cuando finalizara la temporada.

     Esto para mí -como supongo que para cualquiera- son demasiadas casualidades, y por supuesto, tienen un mensaje reincidente, que no deja de repetirse. Y este mensaje para mí es el siguiente: “tienes que hablar con este chico, decirle lo que has querido decirle, sea cual sea su reacción, tiene derecho a ella. Si no hablas con él, el azar seguirá dejándolo como miguitas de pan en tu camino, hasta que por fín, sea la casualidad la que haga que os encontréis de forma que ninguno pueda ignorarlo o escapar, y cuya única salida sea hablar y aclarar las cosas. Si no lo haces, ni tu encontrarás la felicidad ni él tampoco, porque todo apunta a que vuestro destino, de alguna forma, tiene que ver el uno con el del otro. Si ese destino fuera acabar juntos, todo ese tiempo que habéis estado sin hablar, esos largos años en lo que no os habéis hablado, es tiempo perdido”.

     Mi consejo para el lector anónimo que lee estas líneas es que, cuando te encuentres de cara con una casualidad, te tropieces con un antiguo amor no confesado, con una persona que hacía tiempo que no veías y que encuentras en el lugar más insospechado, o sueñas con algo o alguien y una casualidad de la vida diaria te lo devuelve, piensa por qué.

     Todo tiene su significado. Nada es casualidad. Ni tan siquiera este pasaje de palabras.

Curiosidades e Historia

El faro de una isla que acabó uniéndose a tierra
Ago 27, 2017 Ξ Deja tu comentario

El faro de una isla que acabó uniéndose a tierra

posted by Vicente

Por @amaliasebastian, periodicodeibiza.es      El emblemático faro de es Botafoc facilita la entrada al incesante paso de barcos que se registra cada día en la bahía de Ibiza por  Leer más »

Curiosidades e Historia

Un faro apagado reconvertido en museo
Ago 20, 2017 Ξ 1 comment

Un faro apagado reconvertido en museo

posted by Vicente

Por Amalia Sebastián, periodicodeibiza.es      El Ayuntamiento de Sant Antoni de Portmany, reunido en sesión plenaria, acordó en 1891 reclamar a la Dirección General de Obras Públicas la instalación  Leer más »

Curiosidades e Historia

El faro que desafía los temporales pitiusos
Ago 13, 2017 Ξ Deja tu comentario

El faro que desafía los temporales pitiusos

posted by Vicente

Por Amàlia Sebastián, periodicodeibiza.es      La isla des Porcs, situada al norte de s’Espalmador, acoge desde el 15 de marzo de 1864 el faro d’en Pou, bautizado con este nombre  Leer más »

Curiosidades e Historia

Cuando Ibiza presumía de sus carpinteros de ribera y calafates
Jul 30, 2017 Ξ 1 comment

Cuando Ibiza presumía de sus carpinteros de ribera y calafates

posted by Vicente

Por Manu Gon, periodicodeibiza.es      El Museu Etnogràfic d’Eivissa, situado a los pies de Es Puig de Missa de Santa Eulària, en la casa payesa de Can Ros con más  Leer más »

Curiosidades e Historia

El faro de los atardeceres ibicencos
Jul 23, 2017 Ξ Deja tu comentario

El faro de los atardeceres ibicencos

posted by Vicente

Por Amàlia Sebastián, periodicodeibiza.es            La isla de sa Conillera y la imagen del faro que la corona es la icónica silueta que recorta los bellos atardeceres que se  Leer más »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


6 + = nueve

Buscar

Publicidad

Booktrailer

FB Like Box

Publicidadd

Ibiza lo tiene todo

Mennta en las redes

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Recent Reviews

Formentera, la última frontera del paraíso
0

Formentera, la última frontera del paraíso

Por Vicente Marí      Formentera es conocida en todo el mundo. Su fama supera todas las fronteras.  Deportistas, cantantes, estrellas de Hollywood, modelos, políticos, ricos empresarios… famosos y anónimos, son muchos  Leer más »

Jun 30, 2014 Ξ Deja tu comentario

Agenda

Los dinosaurios del Jurásico llegan al recinto ferial

Los dinosaurios del Jurásico llegan al recinto ferial

Por @vicent_mari      Desde este próximo sábado día 9 hasta el domingo 17 de este mes, por primera podremos disfrutar de una exposición totalmente diferente de lo que hemos visto  Leer más »

Abr 6, 2016 Ξ Deja tu comentario

Cartelera

Destacados de la semana

Snorkel en Ibiza y Formentera

Snorkel en Ibiza y Formentera

Por @vicent_mari      Todo el mundo sabe que es el snorkel. Es una forma de buceo a poca profundidad o a nivel de superficie empleando unas gafas de buceo y  Leer más »

Ago 10, 2016 Ξ Deja tu comentario

Entrevista

“El público pasará un buen rato con esta película”

“El público pasará un buen rato con esta película”

Por @vicent_mari      Jose Ignacio Ricarte, (Zaragoza, 1972) médico y director, esto último en sus ratos libres, vuelve a los focos de la actualidad cultural de Ibiza un par de  Leer más »

Jun 13, 2016 Ξ Deja tu comentario