Viernes 23rd febrero 2018,

Editorial

Ξ 4 comments

“Tu nombre me recuerda a tí”: la opinión de los lectores

posted by Vicente

Por @vicent_mari

     Supongo que la inercia de las cosas, algo que a menudo provocamos nosotros mismos de forma inconsciente, hizo que, más tarde o más temprano, este primer libro –mi criatura- aterrizara en las estanterías de un buen puñado de librerías de la isla. Ya lo dije otras veces, así que lo diré una vez más: sin el apoyo de muchas personas que me han rodeado en los momentos críticos, esto nunca hubiera ocurrido, así que el mérito es tan mío como de ellos. Mi mujer, Pilar, y mis hijos, Judith e Iván han tenido una gran importancia en este logro. Sin ellos, mi vida hubiera sido muy distinta.

     Aprovechando la proximidad del “Día del Libro”, donde buscaré un hueco no para vender -que también-, sino para poder acercarme al público, me he decidido a hacer públicas las impresiones que he ido recibiendo estos últimos meses sobre “Tu nombre me recuerda a ti”, mi primer libro. He esperado casi cinco meses para aglutinar un buen número de críticas –menos de las que esperaba, lo reconozco-, pero todas ellas me han aportado ciertas cosas que me van a ayudar en la construcción del segundo libro, que avanza a buen ritmo. A todas aquellas personas que me han hecho llegar la crítica, quiero agradecerlo publicamente. Agradezco sobre todo aquellas que no me han dicho lo que creen que un autor quiere oír, sino la verdad. Y en mi caso, la verdad –ese animal espinoso y a menudo incómodo que uno no sabe bien como tratar- es lo que quería oír. Esta es una compilación del autor. He resumido algunos de los comentarios –había varios muy largos innecesariamente- de forma que indiquen lo que quieren decir.

     No voy a engañar: muchas de estas opiniones las he ido mendigando a amigos, conocidos y a quienes me habían hecho saber que habían comprado el libro. Normalmente mi interrogatorio buscaba saber la valoración general, las sensaciones que había generado y qué era lo que más les había gustado y lo que menos. He sido tajante en cuanto a la sinceridad. Nada de opiniones edulcoradas. Buscaba impresiones a lo Risto Mejide: Crudas y honestas, alejadas de todo disfraz y con una pizca de crueldad. De hecho, quienes mejor me conocen han sido los más despiadados en sus comentarios. He escogido las más representativas, aunque tengo alguna más. Quizá he dado más peso a las de corte negativo, aunque en el cómputo general ganan en masa las positivas. Creo que no hay mejor forma de agradecer y valorar a  tod@s aquell@s que me habéis hecho llegar vuestra opinión más sincera, fuera la que fuera, que convirtiéndoos en protagonistas de este artículo. Como veréis, no he buscado las que mejor me ponían, sino una selección que aborda todos los puntos de vista. Agradezco profundamente que alguien se haya tomado la molestia de escribir una impresión, una opinión, a un autor sobre un texto que ha escrito. Desde aquí animo a los lectores a hacerlo más a menudo. Estas son las más destacadas:

     “Se me ha hecho raro leer un libro tan personal de alguien que conozco. Me ha recordado el instituto y ciertas situaciones que viví allí. El libro me trasladó a esa etapa de mi vida, donde todos los conflictos, las amistades y las diferencias que teníamos se magnificaban, donde la inseguridad primaba casi tanto como las ganas de conocer a otra persona, donde el miedo tenía más peso que el valor. Supongo que con los primeros amores sucede lo mismo. Creo que ese es su mayor logro: capta al lector a través de una ambientación tímida pero clara y lo sumerge en la trama, lo arrastra capítulo a capítulo hasta el final”, destaca Neus, colaboradora de Mennta en sus inicios.

     “Es de esos libros que te provocan preguntas y sensaciones. El autor avisa en una entrevista que hay que leerlo con atención y por ese motivo lo he ido leyendo cuidadosamente capítulo a capítulo. Me encantó el cinco. Tiene mucha magia contenida. Echo a faltar más diálogo entre los protagonistas. Creo que eso ha sido lo único negativo. La historia está escrita con mucho respeto, cuidando los detalles y los personajes. El final me costó de digerir en un primer momento, pero a medida que fueron pasando los días me pareció un final abierto, en el que el lector puede escoger lo que ocurrirá a continuación”, opina “L.”, a través de la página facebook.com/tunombremerecuerdaati.

     “Sinceramente, lo he encontrado flojo. Muy lento, se centra en exceso en la parte emocional y que sólo aborda el prisma masculino, excepto en el último capítulo, curiosamente el mejor de toda la novela, ¿casualidad?. El final era previsible. Creo que hubiera ido mejor meter más diálogo y plasmar más las emociones de la chica, que desde el primer momento la encuentro demasiado fría y únicamente me ha parecido cálida y humana en el último capítulo. Lo terminé porque no sé dejar los libros a medias. Si pudiera, este se hubiera quedado a la mitad”, subraya María.

     “Lo empecé y me absorbió por completo. Lo leí en tres días. Reconozco que tengo facilidad para meterme en este tipo de historias. Me gusta leer y soy muy exigente con lo que leo. La sipnosis promete una historia de amor de esas que me gustan y lo compré. Cuando superé el capítulo diez, el más trágico, no pude dejar de leer. Me ha hecho llorar y eso dice mucho de un libro que quiere tocar la fibra emotiva del lector. Lo he leído un par de veces y lo recomendé a mis amigas que también leen”, asegura Esteffy.

     “Curiosamente, el que todos decían que era el mejor capítulo –el primero- fue el que menos me gustó. Demasiada mezcla de contrastes: amor desbocado y sentimiento trágico que anuncia el desenlace. Sin embargo, después de un par de meses puedo decir que me gustó cómo acaba. Cuando lo leí me pareció horrible. Ahora me doy cuenta que leí todo el libro a contra corriente, esperando que en algún momento, los protagonistas terminaran juntos. En cierto modo esperaba un giro inesperado que contrarestara lo que había leído en el primer capítulo, esperaba un giro radical en el último capítulo y con esta idea llegué al final. Me ha gustado. Le pondría un siete”, relata Lucía.

     “El primer capítulo me desorientó con su cargada y excesiva obsesión. Sin embargo, al final el libro me gustó. Leí el segundo capítulo esperando que la cosa mejorara y así fue. A partir del tercero la historia y los personajes mejoraron lo bastante para continuar leyendo. Hubo capítulos muy buenos, pero hubo otros que se me hicieron pesados. Me gusta leer pero no leo cualquier cosa. El hecho de conocer al autor y a su mujer quizá me haya condicionado. Abusa de la palabra “escalofrío”. Por lo demás, un final correcto, sin excesos. Creo que es un libro que puede gustar a un público determinado”, comenta Vicky. Gracias desde estas líneas.

     “La primera vez que lo leí lo hice en menos de 48 horas. El primer capítulo es colosal y lo terminé deseando leer más. Con esa sensación atravesé el capítulo dos y el tres, donde hay momentos que te ríes, y llegué al capítulo cinco. Ese fue el que definitivamente me enganchó a la historia. Desde ese momento fui consumiendo los capítulos intuyendo el desenlace hasta llegar a los dos últimos, que son los de la revelación. Supongo que quería otro final para los protagonistas, pero el que tiene me parece políticamente correcto. Me dejó con cierta sensación de incomodidad al terminarlo. Lo dejé tres o cuatro días y lo volví a coger para leerlo más pausadamente. Es un buen libro, pero el final, por mucho que lo desee, sigue sin satisfacerme”, sentencia Moira.

     “No esperaba grandes cosas de este libro, más que nada porque tengo un paladar exigente y soy consciente de que era un reto muy difícil. No obstante, he de decir que me ha sorprendido gratamente. Eso no quita para que le vea errores y virtudes, y tiene más de lo segundo. Destaco una ambientación sutil pero cuidada, un lenguaje preciso, una historia con un pulso que va ganando peso a medida que avanza, pero sobre todo, y lo que más me ha sorprendido, una facilidad para tocar la sensibilidad del lector y hacerle tomar parte en la historia, y eso es un logro difícil de conseguir. Echo en falta más diálogo, aunque eso no es problema para que el texto logre empatizar con los personajes, porque el libro logra conectar con el lector de una forma inteligente, apelando a la emotividad. Hay momentos que demuestra un pulso firme -capítulos tercero y quinto- y es elegante en su conclusión, que gustará más o menos a unos y a otros. Lo veo más para un público femenino, quienes serán las que lo consumirán en su mayor parte. Para ser un primer libro es un gran comienzo, pero todavía le queda mucho por aprender. Le doy un seis porque ha superado mis expectativas. Nunca he dado un diez” explica Jaume, que hace unos años fue, junto a Jesús Ballesteros, uno de los colaboradores de Mennta que desarrolló la sección “Literatura Esencial”.

     “He disfrutado mucho al leerlo. Es un libro que da la sensación que fue escrito por una chica para otra chica. Creo que al menos he acertado la mitad. Destila mucha sensibilidad y romanticismo y me cuesta imaginar eso en un chico. Está escrito con mucha consideración, cuidando los detalles y el lenguaje, aunque en mi opinión el mayor logro de este libro es que si tienes una edad cercana o superior a los treinta como es mi caso, te invita a recordar tiempos pasados, te transporta a esos tiempos de instituto de una forma sutil, sin que el lector lo advierta desde el primer momento. Echo de menos más diálogos. No me gustó el final cuando lo leí, aunque en frío el que tiene está bien. Esperaba otro final porque los personajes lo merecen. Supongo que porque soy una romántica empedernida”, resume Mónica.

     “Este libro peca de excesos. Se nota que es el primero. En algunos capítulos utiliza un lenguaje demasiado edulcorado, otros demasiado amargo y trágico… no tiene un equilibrio claro. Las frases carecen de complejidad, el personaje femenino está poco trabajado y los sentimientos se tratan con demasiada agilidad, sin profundizar. Aún así, el autor puede considerar un éxito que lo haya leído entero. Supongo que, a pesar de todo, tenía ganas de conocer el final, que es emotivo, aunque flojo, en la línea del libro”, comenta Susana.

     “El autor me pidió honestidad. Pues ahí va: No me ha gustado. Ni siquiera lo terminé de leer. Lo dejé a mitad del capítulo cuatro. Ya no podía tragar más. Lo encontré demasiado pastel. Quizá me ha penalizado el hecho de que he leído otras novelas de este autor, que son de un género completamente diferente y no lo ubico en este tipo de novelas. Normalmente me gustan las historias de amor, pero esta se me ha indigestado y no sabría decirte exactamente por qué, porque si leo un párrafo suelto, le veo atractivo, pero en su conjunto, no me llama. No dudo que a otra gente le habrá encantado, como a mi novia, que se lo leyó en una semana. Si el autor quería hacer una historia de amor auténtica debería haber huido de esos tonos pastel, pero le ha salido una historia que navega entre el exceso de azúcar y el drama”, suelta Luís, un buen amigo. Confío en que el siguiente le guste más.

     “Leí el libro en cinco días. Cada noche, antes de dormir leía un rato. Sin embargo, cuando llegué al final del capítulo doce necesité continuar y esa misma noche lo terminé, poco antes de la una y media de la madrugada. Esperaba otro final. Supongo que por eso es un drama. En un primer momento no me gustó el final. En ese primer momento consideré que no tenía final, ya que este era demasiado abierto, como si fuera al gusto del lector. No obstante, a medida que han transcurrido los días lo he digerido y en cierto modo, lo he aceptado”, confiesa Marga.

     “Lo empecé con ganas de que me gustara y me ha gustado. Soy una romántica sin remedio y no sé si mi criterio es menos objetivo que el resto. Suelo comparar este tipo de historias con “El cuaderno de Noah”, y todas salen perdiendo. Sin embargo, lo he leído con mucho gusto y he apreciado sus virtudes: un relato elaborado con mucha sensibilidad, con un lenguaje cuidado, desarrollando una historia con mucha tranquilidad y a medida que avanza el relato, la acción se va acelerando hasta que de pronto una se encuentra con un final para mi gusto precipitado. El capítulo final, precioso. Me ha gustado mucho” asegura Lina a través de facebook.

     “El libro se lee bien desde el principio al final. Solo tengo una pega: ¿No había otro final mejor? Ese desenlace se carga todo el libro. No es blanco ni negro. Queda todo abierto a la interpretación del lector. Queda un regusto ácido que no me ha gustado nada. Es como una espinita que se me ha quedado clavada y que no se me va desde que lo leí, a finales del año pasado”, escribe Rebeca.

     “A mí me ha gustado mucho. Lo he leído tres veces en apenas un mes. El final es impactante, agridulce. Si el autor quería provocar una reacción, en mi caso lo ha conseguido. Es uno de esos libros que te hacen pensar, personalmente no he podido evitar hacer cierto tipo de comparaciones. Hay muchos consejos llenos de sabiduría, frases bonitas que, como es costumbre en mí, he ido apuntando en una libreta. El último capítulo me hizo saltar las lágrimas. Es un libro que vale la pena leer. Lo recomiendo. Estoy convencida que gustará a quien empiece a leerlo”. Gracias, Davinia.

     “A favor: una historia narrada con mucha sensibilidad, con un ritmo pausado y firme, bien planeada y ejecutada sobre todo en la primera parte. Capítulos cortos, lectura fácil, no hay notas falsas. Acción directa, sin ambigüedades. En contra: Ausencia de diálogos (error grave, en mi opinión) excepto en un par de capítulos y un cambio de ritmo evidente –más acelerado, más brusco, como deseando llegar al final- en los capítulos once y doce-. Mención especial a los dos últimos capítulos, sobre todo el último, que destripa los sentimientos de la chica y toca con facilidad la fibra del lector hasta emocionarlo e incluso provocarle la lágrima de la emotividad. Habrá a quién le gustará y a quien no, pero no deja a nadie indiferente –a mí tampoco- y eso es muy de elogiar”, me cuenta mi amigo David. Para quienes no lo sepan, él fue quien hizo las tres entrevistas previas publicadas en mennta que dieron a conocer este libro al gran público.

     “Cuando tres de los cinco primeros capítulos del libro te gustan tanto como me gustaron a mí, no puedes decir que el libro sea malo. De hecho, nada más terminar el quinto, aunque el libro después hubiera sido un despropósito, me habría gustado. Pero es que el libro después gestiona todas estas emociones e incorpora ingredientes nuevos –el miedo, la presión social, la inseguridad- de una forma que se condensan en los últimos capítulos, donde él y ella, cada uno en un capítulo, tras el paso de los años, se abren y muestran lo que tienen de forma madura. Yo creo que es un libro que gustará más a las chicas porque hace un uso inteligente de la sensibilidad e invita a la intuición –para acceder a esa historia entre líneas de la que hablaba el autor en una entrevista-, y esa, es una herramienta muy femenina. En los dos últimos capítulos es difícil no emocionarse, no llorar. El autor quería hacer un libro que emocionara al lector y lo ha conseguido. Le pongo un ocho”, escribe Laura.

     He dejado para el final el que personalmente más me ha impactado. Lo pongo casi al completo porque no soy capaz de desmenuzarlo. Quiero dar las gracias a su autora por estas líneas, que me han emocionado y puesto la piel de gallina.

     “Este libro me ha impactado muchísimo. Por su forma de narrar, sus palabras, la historia que cuenta… Era una persona cuando empecé a leerlo y era otra distinta cuando lo terminé. Sus páginas me han transformado. He leído pensamientos que creía solo míos, cosas de mí que me han puesto la piel de gallina, como si fuera yo la chica del libro. Me he sentido tal como asegura la protagonista del libro “como si me hubieran desnudado a la vista de todos”. Seguramente la gran mayoría de las chicas que lo hayan leído se habrán sentido como la protagonista del libro, y eso es un acierto del autor, que ha dado relevancia a ciertos elementos para crear empatía y que la lectora o el lector se sientan como uno de los dos protagonistas. Creo que muchas chicas se han identificado con ella y han vivido la historia metidas en su piel. A mí me ha pasado. Me zambullí en el libro como si fuera mi propia vida. He reído, he llorado y me he emocionado hasta el punto de ponerme la piel de gallina. Quizá por eso no le pone nombre a la protagonista: porque todas nos vemos reflejadas en ella. Guardaré este libro en mi estantería de libros favoritos porque se lo ha ganado. Ahí guardo los libros que me hacen sentir, y este, en muchos momentos, me ha dejado sin aliento. En sus páginas hay una cascada de emociones contenidas que se van liberando gradualmente y que al final, inevitablemente, explotan, y su onda expansiva me alcanzó hasta hacerme temblar, golpeándome y emocionándome con cada revelación. Creo que lo mejor que se le puede decir a alguien que ha hecho algo como esto, en lo que ha puesto tanto de sí que resulta imposible de camuflar, es que no deja indiferente, que deja una huella en el lector, que genera emociones, que duele y emociona, que inspira ese lado noble y sensible que las personas tenemos, que crea una atmósfera precisa que atrapa al lector en esa tela de araña compuesta de palabras y sensaciones. En resumen: me ha encantado”, señala Natalia.

     Espero y deseo que cada uno de los casi doscientos ejemplares que ya han desaparecido de las estanterías de las librerías tenga un efecto en cada uno de los lectores que se han atrevido a aventurarse en ese pasaje de palabras y emociones y que ese efecto no sea laxante ni somnífero. De todas las críticas recibidas me quedo con que no deja a nadie indiferente y que toca la fibra sensible del lector. Quiero agradecer una vez más todas las opiniones recibidas –algunas de ellas, por repetición-, no han podido tener cabida en este artículo. Prometo que haré presentación tan pronto como haga una nueva edición, y a este paso, la haré en unos meses, lo que me llena de satisfacción. No obstante, agradezco todas las opiniones que me han llegado, ya que me permitirán ofrecer un texto mejor en mi siguiente aventura, que avanzo desde aquí que se trata de un thriller policíaco que llevará por título “Dragones azules”, y que posiblemente saldrá a la venta en verano de 2016.

     Sólo me resta dar apoyo a todos aquellos artistas anónimos que escriben, que hacen cosas y que no lo muestran al público por distintas razones, la mayoría por miedo o vergüenza. Que publiquen, que dejen el miedo a un lado, que den un paso al frente. Les aseguro que no se arrepentirán. Un@ no se arrepiente de algo así.

     No olvidéis que próximamente estaré presente en la Feria del Libro y con mucho gusto os firmaré los ejemplares que habéis comprado.

     Nos vemos allí.

Publicidad

Curiosidades e Historia

El faro de una isla que acabó uniéndose a tierra
Ago 27, 2017 Ξ Deja tu comentario

El faro de una isla que acabó uniéndose a tierra

posted by Vicente

Por @amaliasebastian, periodicodeibiza.es      El emblemático faro de es Botafoc facilita la entrada al incesante paso de barcos que se registra cada día en la bahía de Ibiza por  Leer más »

Curiosidades e Historia

Un faro apagado reconvertido en museo
Ago 20, 2017 Ξ Deja tu comentario

Un faro apagado reconvertido en museo

posted by Vicente

Por Amalia Sebastián, periodicodeibiza.es      El Ayuntamiento de Sant Antoni de Portmany, reunido en sesión plenaria, acordó en 1891 reclamar a la Dirección General de Obras Públicas la instalación  Leer más »

Curiosidades e Historia

El faro que desafía los temporales pitiusos
Ago 13, 2017 Ξ Deja tu comentario

El faro que desafía los temporales pitiusos

posted by Vicente

Por Amàlia Sebastián, periodicodeibiza.es      La isla des Porcs, situada al norte de s’Espalmador, acoge desde el 15 de marzo de 1864 el faro d’en Pou, bautizado con este nombre  Leer más »

Curiosidades e Historia

Cuando Ibiza presumía de sus carpinteros de ribera y calafates
Jul 30, 2017 Ξ 1 comment

Cuando Ibiza presumía de sus carpinteros de ribera y calafates

posted by Vicente

Por Manu Gon, periodicodeibiza.es      El Museu Etnogràfic d’Eivissa, situado a los pies de Es Puig de Missa de Santa Eulària, en la casa payesa de Can Ros con más  Leer más »

Curiosidades e Historia

El faro de los atardeceres ibicencos
Jul 23, 2017 Ξ Deja tu comentario

El faro de los atardeceres ibicencos

posted by Vicente

Por Amàlia Sebastián, periodicodeibiza.es            La isla de sa Conillera y la imagen del faro que la corona es la icónica silueta que recorta los bellos atardeceres que se  Leer más »

4 Comments

  • Pues a mi me ha gustado

  • es lo más chabacano que he visto. hasta la portada ya dice que es un libro vulgar

  • A mi me ha gustado incluso el final, que en este artículo está muy cuestionado. Creo que dentro del drama, el final es el menos malo.

  • este libro no tiene ningún sentido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


8 − = siete

Buscar

Publicidad

Booktrailer

FB Like Box

Publicidad

Ibiza lo tiene todo

Mennta en las redes

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Recent Reviews

Formentera, la última frontera del paraíso
0

Formentera, la última frontera del paraíso

Por Vicente Marí      Formentera es conocida en todo el mundo. Su fama supera todas las fronteras.  Deportistas, cantantes, estrellas de Hollywood, modelos, políticos, ricos empresarios… famosos y anónimos, son muchos  Leer más »

Jun 30, 2014 Ξ Deja tu comentario

Agenda

Los dinosaurios del Jurásico llegan al recinto ferial

Los dinosaurios del Jurásico llegan al recinto ferial

Por @vicent_mari      Desde este próximo sábado día 9 hasta el domingo 17 de este mes, por primera podremos disfrutar de una exposición totalmente diferente de lo que hemos visto  Leer más »

Abr 6, 2016 Ξ Deja tu comentario

Cartelera

Destacados de la semana

Snorkel en Ibiza y Formentera

Snorkel en Ibiza y Formentera

Por @vicent_mari      Todo el mundo sabe que es el snorkel. Es una forma de buceo a poca profundidad o a nivel de superficie empleando unas gafas de buceo y  Leer más »

Ago 10, 2016 Ξ Deja tu comentario

Entrevista

“El público pasará un buen rato con esta película”

“El público pasará un buen rato con esta película”

Por @vicent_mari      Jose Ignacio Ricarte, (Zaragoza, 1972) médico y director, esto último en sus ratos libres, vuelve a los focos de la actualidad cultural de Ibiza un par de  Leer más »

Jun 13, 2016 Ξ Deja tu comentario