Lunes 03rd agosto 2020,

Curiosidades e Historia

Ξ Deja tu comentario

La fitora

posted by Vicente
La fitora

Miguel Angel González

      La fitora no es exactamente el tridente que enarbola Neptuno como cetro, sino un modesto y antiquísimo arte que permite pescar en aguas someras y que, como define el diccionario marítimo catalán, «consta d´un mànec llarg, de fusta, a un extrem del qual hi ha un travesser de ferro que té, perpendiculars i equidistants, una renglera de punxes rectes i fines, l´extrem de les quals acaba en un esperó, com tenen els hams, que no permet fugir el peix una vegada enfitorat».

     Cuando yo utilicé la fitora (fisga) en mi adolescencia estaba lejos de pensar que aquel rudimentario instrumento fue en tiempos un arte de pesca que tuvo un rendimiento nada desdeñable a quienes eran diestros en su manejo. Su eficacia dependía de la experiencia y habilidad de los pescadores y en nada se parecía al uso que, como si fuera un juego, tuvo durante un tiempo entre nosotros, los chicos de la Marina.

     En cualquier caso, la pesca con fitora llegó a enviciarnos. No por las capturas que conseguíamos, pues las contábamos con los dedos de una mano, sino por los desafíos que nos hacíamos unos a otros en una forma de doméstica olimpiada en las que obtenía y un premio quien más peces cogía. Cada barrio elegía a dos representantes para el manejo del arpón y, como siempre probábamos suerte entre los bloques que tiene en su levante la escollera del Muro, lo que hacíamos era dividir en tres tramos el malecón y darnos dos horas para ver qué pareja conseguía un mayor número de piezas, entre las que, por tontorrones, no contaban los pulpos. El premio fue siempre un lote de los tebeos que leíamos entonces, ´El Guerrero del Antifaz´, ´El Jabato´, ´El Pequeño Luchador´, ´Hazañas Bélicas´, ´Diego Valo´, etc. Recuerdo que no valían los cómics blandos, ´DDT´, ´Pulgarcito´, ´Pumbi´ o el mismo ´TBO´. El lote se lo llevaba y se lo repartía la panda que más éxito tenía en la competición.

     A decir verdad, no recuerdo cuándo, cómo ni por qué nos aficionamos a usar la fitora y entramos en aquella rivalidad. Todo empezó, posiblemente, cuando vimos que la utilizaba algún amigo. O tal vez fue porque nos aburría soberanamente pescar con caña desde los muelles.

     Nos faltaba paciencia para permanecer sentados, inactivos, esperando sentir la picada en el tacto si lanzábamos el sedal sin corcho y con plomo grande o, en otro caso, con los ojos fijos en el flotador, que, para que pudiéramos dar el preceptivo tirón, debía hundirse con decisión, señal de que un pez había mordido y arrastraba el cebo hacia el fondo. La ventaja de la fitora es que, para nosotros, era como salir de caza y exigía una actitud activa y atenta. Teníamos que buscar los recovecos que quedaban entre los bloques de la escollera, preferentemente los que tenían sombra, y ver si localizábamos en sus aguas algún pez despistado, amodorrado o entretenido en buscar alimento. Cuando aquel milagro sucedía, era imprescindible inmovilizarse, alzar con tiento la fitora y lanzarla con tino y fuerza.

     Lo que solía suceder es que el pez daba un coletazo y desaparecía, mientras que el tridente que recuperábamos quedaba mellado por su choque contra las rocas. Aquel frustrante resultado, frecuente en nuestros envites, nos obligaba a llevar cinco o seis horquillas de repuesto.

     Algunos años después, ya mayor y cuando mi padre ejercía todavía de carabinero en los muelles, me interesé por el uso que los pescadores hacían de la fitora, y aunque no encontré a ninguno que la hubiera utilizado, –era cosa de tiempos pasados– sí habían oído hablar de es Gravadet y en Gavatx, que habían sido bons fitoraires. Y añadieron alguna noticia que recojo como la recuerdo: «L´equip que s´utilitzava consistia en un llaüt petit, de divuit o vint pams, varies fitores, un salabre i un mirall fet de planxa o de fusta que podia ser cuadrangular o hexagonal, una mena de caixonet amb un vidre a la base que permetia veure amb nitidesa el fons marí sota una llum de petromar o d´acetilè.

     Aquesta llum la portava la barca a la popa, on anava el pescador que, amb paciència, buscava els peixos mig adormits enmig de les mates d´alguer i a les escletxes de les roques». Así descubrí que nunca se pescaba de día ni desde las rocas como nosotros hacíamos, sino de noche y desde un pequeño llaüt en el que solían ir dos personas, de manera que, mientras uno remaba con lentitud i tan sigilosamente como podía, el otro, a la luz del fanal, reseguía los fondos con el visor y con la fitora muy a mano para lanzarla si aparecía alguna pieza.

Costa propicia para el arpón
Parece que lo más importante era conocer la costa propicia para la fitora, lugares de poco fondo, –«caus, freus i racons», me decían– en los que los peces se refugiaban y quedaban como adormilados. En cuanto al uso de la luz, parece que era una ventaja para el pescador porque desconcertaba y deslumbraba al pez, instante que convenía aprovechar para lanzar la fitora. Y una cosa estaba clara, no había una segunda oportunidad. Si se fallaba, el pez desaparecía.

     Estas rayas sobre el uso de la fitora me las ha sugerido un texto de Esteve Fàbregas i Barri que describe de manera admirable la pesca con fitora que ya se hacía en el siglo XVIII y que no me resisto a recoger aquí: «Encara que la pesca amb fitora requeria tres homes, un als rems, un guaita i el que colpia amb l´instrument, en Xumeu es bastà sol i mai no oblidaria aquella nit. Les vessants llustroses de les petites ones s´ablamaven amb la fogata del faitó encès a la popa que penetraba aigua endins i n´aclaria les maravelles del fons marí. Quin plaer sorprendre els peixos a la crètua de llurs caus, aturar-los enlluernats, nedant per llurs pastures! Vet aquí el sard sempre desconfiat, el roger cobert de reflexos d´or, els lloms d´acer i els ventres d´argent de les oblades, la innocent dorada, el pop, la saupa, l´escorball, tots de brillants colors un xic enterbolits per la gruixa d´aigua. Tants com aparegueren sota el llum moriren revinclant-se a les puntes de l´ormeig. No n´hi va fallar ni un. I a fe que amb més de quatre tingué treballs i els hagué d´enfitorar amb el pal llarg contra el mateix sol marí. A cada peix que hajava sentia una veu que, dintre seu, entonava un cant de triomf».

Noticia

Se pone en marcha un centro comercial online en Ibiza
Abr 11, 2020 Ξ Deja tu comentario

Se pone en marcha un centro comercial online en Ibiza

posted by Vicente

Por @vicent_mari        Esta semana se ha presentado una nueva plataforma online con el objetivo de acercar a los hogares el comercio de proximidad del municipio donde se podrán  Leer más »

Cultura

eFilm: la plataforma gratuita de las bibliotecas públicas
Abr 6, 2020 Ξ Deja tu comentario

eFilm: la plataforma gratuita de las bibliotecas públicas

posted by Vicente

Por @vicent_mari        Con la colaboración del Departamento de Cultura, Educación y Patrimonio del Consell Insular de Ibiza se ha puesto en marcha la iniciativa eFilm, una plataforma de  Leer más »

Noticia

El Consell de Ibiza impulsa un programa virtual de ejercicios para las familias
Mar 29, 2020 Ξ Deja tu comentario

El Consell de Ibiza impulsa un programa virtual de ejercicios para las familias

posted by Vicente

Por @vicent_mari        Con el título de “Muévete en casa”, el Consell d´Eivissa ha puesto en marcha una iniciativa con el fin de promover el ejercicio y combatir la  Leer más »

Noticia

Paseo virtual en la nueva web del Museo Arqueológico de Ibiza
Mar 21, 2020 Ξ Deja tu comentario

Paseo virtual en la nueva web del Museo Arqueológico de Ibiza

posted by Vicente

Por @vicent_mari      Aquellos interesados en el patrimonio arqueológico de Ibiza y Formentera están de enhorabuena. Recientemente se ha conocido que la nueva web del Museo Arqueológico de Ibiza y  Leer más »

Curiosidades e Historia

¿Los ovnis apagaron el faro de sa conillera?
Feb 15, 2020 Ξ Deja tu comentario

¿Los ovnis apagaron el faro de sa conillera?

posted by Vicente

Por Cristina Amanda Tur, diariodeibiza.es      La primera vez que los medios registraron el avistamiento de un platillo volante en Balears fue en marzo de 1950. Sin embargo, no sería  Leer más »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


× 3 = seis

Buscar

Publicidad

Booktrailer

FB Like Box

Publicidadd

Ibiza lo tiene todo

Mennta en las redes

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Recent Reviews

Formentera, la última frontera del paraíso
0

Formentera, la última frontera del paraíso

Por Vicente Marí      Formentera es conocida en todo el mundo. Su fama supera todas las fronteras.  Deportistas, cantantes, estrellas de Hollywood, modelos, políticos, ricos empresarios… famosos y anónimos, son muchos  Leer más »

Jun 30, 2014 Ξ Deja tu comentario

Agenda

Los dinosaurios del Jurásico llegan al recinto ferial

Los dinosaurios del Jurásico llegan al recinto ferial

Por @vicent_mari      Desde este próximo sábado día 9 hasta el domingo 17 de este mes, por primera podremos disfrutar de una exposición totalmente diferente de lo que hemos visto  Leer más »

Abr 6, 2016 Ξ Deja tu comentario

Cartelera

Destacados de la semana

Snorkel en Ibiza y Formentera

Snorkel en Ibiza y Formentera

Por @vicent_mari      Todo el mundo sabe que es el snorkel. Es una forma de buceo a poca profundidad o a nivel de superficie empleando unas gafas de buceo y  Leer más »

Ago 10, 2016 Ξ Deja tu comentario

Entrevista

«El público pasará un buen rato con esta película»

«El público pasará un buen rato con esta película»

Por @vicent_mari      Jose Ignacio Ricarte, (Zaragoza, 1972) médico y director, esto último en sus ratos libres, vuelve a los focos de la actualidad cultural de Ibiza un par de  Leer más »

Jun 13, 2016 Ξ Deja tu comentario